Truenan gasolineros contra DACO

 Califican de descabellada la desregulación

 

La Asociación de Detallistas de Gasolina tronó contra la propuesta del secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor, que favorece eliminar una serie de regulaciones de la industria de la gasolina.
“Es una idea total y absolutamente descabellada”, dijo un airado Héctor Gierbolini, presidente de la Asociación. Dijo que las reglamentaciones de la industria fueron de “vanguardia en la protección a los detallistas y al consumidor”.
Según Gierbolini, si se eliminan estas regulaciones se “pondría el mercado de gasolina al detal en manos de unos pocos, igual que está ocurriendo ahora con los mayoristas”.
“Es una mentira decir que por eliminar esas regulaciones va a bajar el precio de la gasolina. Lo que baja el precio de la gasolina es la competencia, y aquí en Puerto Rico la competencia es feroz”, aseveró.
El secretario del DACO se apresta a presentar una recomendación al gobernador para que se establezca un nuevo marco legal que aplique a la industria gasolinera. Según el secretario Luis G. Rivera Marín, “es preciso revisar la política pública del Estado en cuanto a la industria del combustible, su marco reglamentario y estatutario, para determinar si se cumplen los propósitos de política pública en esta industria revestida de alto interés publico”.
Gierbolini y Rivera Marín chocaron también en cuanto al anteproyecto que propone la Asociación para que se prohíba a los mayoristas operar estaciones de gasolina.
Mientras Rivera Marín asegura que es innecesario en anteproyecto pues la Ley de Monopolios aplicaría en estos casos, Gierbolini dice que el estatuto está “inoperante”. Gierbolini explicó Ley de Monopolios obliga a los quejosos a acudir a la Oficina de Asuntos Monopolísticos del Departamento de Justicia, la cual “es inoperante”.
Por su parte, el secretario del DACO, indicó que un análisis de que la venta de gasolina se da al costo o por debajo del costo, no se puede hacer de forma “simplista”. Dijo que para que se entienda que es una práctica predatoria se tiene que probar que va destinada a eliminar a la competencia, lo que prohíbe la Ley de Monopolios.
Gierbolini anticipó que, si continúa la situación actual, seguirán cerrando gasolineras. Pero el secretario del DACO sostuvo que la mayoría de las gasolineras que han cerrado son las que se han dedicado exclusivamente a la venta de gasolina y las que han sobrevivido “tienen colmados, venden comidas, dulces, toda clase de bebidas, cigarrillos, entre otras cosas. Existen algunas que por tener bastante espacio tienen ‘fast foods’ de marcas reconocidas”.
Por otro lado, Gierbolini agregó que la Asociación no ha podido culminar un estudio económico que pidió la Comisión Senatorial de Banca y Asuntos del Consumidor, que preside Lornna Sotto, para poder canalizar el análisis de las propuestas de ley de la Asociación.
Explicó que tanto en la Oficina de Asuntos Monopolísticos como en DACO “nos han puesto una barrera y no podemos obtener los datos que necesitamos para terminar el estudio”. La Asociación ha exigido legislación que impida a los mayoristas de gasolina operar gasolinas al detal y otra legislación que les permita acudir directamente a los tribunales, sin tener que verse obligados a presentar querellas a la Oficina de Asuntos Monopolísticos”.

Fuente: El Nuevo Día   Fecha: 4 de mayo de 2011

Comentarios

Entradas populares de este blog

Retos y Competencias del consultor de Desarrollo Organizacional en los procesos actuales de Desarrollo Organizacional