Cómo Ser Más Eficiente en el Trabajo

     La actividad laboral ocupa una tercera parte de nuestras vidas. Hacer nuestro trabajo eficientemente puede llegar a ser una fuente de grandes satisfacciones. Un trabajador eficiente utiliza cada minuto del día de manera efectiva administrando su tiempo para cumplir con las tareas más importantes. Incluso disfruta más de su tiempo libre gracias a la sensación de haber cumplido cabalmente con sus deberes. Ser más eficiente en el trabajo es algo que se puede lograr fácilmente si eres organizado y sigues la metodología que te presentamos a través de estos pasos.

 Pasos:
  1.  Organiza tu escritorio o taller de acuerdo a tu estilo de trabajo. Ser eficiente implica tener un espacio organizado con los instrumentos o materiales que necesitas a la mano. Evita las cosas que te distraigan o dificulten tu concentración.
  2. Administra tu tiempo haciendo una lista de tareas. Asegúrate de asignar prioridades a tu lista haciendo las tareas más importantes primero y las menos importantes al final del día.
  3. Establece una fecha límite para terminar los proyectos más importantes siendo realista acerca de la cantidad de tiempo que requieres para completarlos.
  4. Trata de delegar tareas a otras personas. Si tienes personal a tu disposición, haz que alguien más haga las tareas que no sean importantes y concéntrate en lo más importante.
  5. Maneja tu agotamiento. En ocasiones al trabajar mucho puede sobrevenir el agotamiento físico como una sensación de no poder concentrarse. La solución no es ponerte a dormir (cosa que es impráctica en una oficina o taller). Un buen remedio para el agotamiento es poner tu atención en algo diferente. Puedes dar un paseo corto cerca de tu lugar de trabajo al mismo tiempo que observas a tu alrededor. Al poner tu atención en algo diferente a tu trabajo te ayudará a sentir más energía para seguir trabajando.
Consejos:
  • Una forma de medir tu desempeño es haciendo estadísticas. Puedes hacer estadísticas de tu producción diaria, semanal , mensual, trimestral, etc. De tal manera que puedas tomar medidas para autocorregirte si la estadística baja.
  • No te lleves trabajo a tu cama. Una persona eficiente en su trabajo sabe cuándo dejar de trabajar. Si estás pensando constantemente en tu trabajo, incluso al irte a la cama a dormir, esto podría afectar la calidad de tu sueño y por lo tanto, de tu desempeño al día siguiente.
Referencias:
  • Be More Efficient at Work - Versión en Inglés

    Comentarios

    Entradas populares de este blog

    Retos y Competencias del consultor de Desarrollo Organizacional en los procesos actuales de Desarrollo Organizacional