Como ser un empleado más eficiente...

Aquí les añado unas recomendaciones sencillas y muy prácticas para lograr ser empleados más eficientes consiguiendo así satisfacción laboral y personal.

1. Trabaja en un lugar limpio y ordenado

¿Cuántas veces has perdido minutos u horas valiosas buscando “ese informe” que necesitas? Pero no sólo eso: está comprobado que el desorden distrae. Además, hace casi imposible que tus “ayuda-memoria” (un post-it, un memorando, etc.) realmente cumplan su propósito.

2. Organiza tu computador

Es cierto que la herramienta de “búsqueda” que trae tu equipo te ayudará a encontrar casi lo que sea, pero no te confíes, porque el tiempo que demora dependerá de la cantidad de archivos que tengas. Recomendación: busca conceptos muy definidos y no palabras comunes. Es más fácil, además, si recuerdas el nombre del archivo.

3. Planifica tu día

Las agendas personales de programas como “Outlook” son una verdadera salvación para cientos de miles de personas. Permiten organizar una agenda de trabajo y, además, cuentan con sistemas de recordatorio. Si no trabajas con un computador, utiliza una agenda o sácale el máximo provecho a tu teléfono celular. No puedes iniciar tu día sin saber qué debes hacer. Si tienes claras tus actividades, es muy probable que puedas decidir mejor y priorizar con mayor certeza.

4. Lo primero es lo primero.

Un libro del consultor y capacitador Stephen Covey (autor del best-seller “Los 7 hábitos de la gente altamente eficiente”) se dedica enteramente a este punto. Se titula “Primero lo primero”. La razón es sencilla: si no sabes priorizar tus actividades siempre estarás “apagando incendios”. Es clave no confundir lo urgente con lo importante. Y saber decir que no para tener tiempo para concentrarte en actividades realmente fundamentales.

5. Prepárate para las grandes batallas

Muchas de las decisiones o actividades que realizas durante la jornada laboral resultan de un análisis inmediato o en forma casi instintiva. Sin embargo, debes saber que no todas las batallas son igual de importantes. Aprende a identificar qué situaciones o decisiones requerirán de toda tu atención y, sobre todo, de una preparación previa. Hacerlo no sólo te facilitará la asignación de tu tiempo, sino que te “blindará” ante la competencia interna.

"Recuerda que un buen empleado no es aquel que dedica muchas horas de su tiempo a su trabajo, si no aquel que es capaz de hacer más con menos"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Retos y Competencias del consultor de Desarrollo Organizacional en los procesos actuales de Desarrollo Organizacional